¿Qué es el Asma?

El asma es una enfermedad que afecta los pulmones. Es una de las enfermedades a largo plazo más comunes de los niños, pero los adultos también pueden tener asma. El asma causa sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos durante la noche o temprano en la mañana. Si tiene asma, la padece todo el tiempo, pero tendrá ataques de asma solo cuando algo moleste a sus pulmones.

En la mayoría de los casos, no sabemos qué causa el asma y no sabemos cómo curarla. Sabemos que si alguien en su familia tiene asma, es más probable que la tenga.

¿Cómo puede saber si tiene asma?

Puede ser difícil saber si alguien tiene asma, especialmente en niños menores de 5 años. El hecho de que un médico revise qué tan bien funcionan los pulmones y las alergias que tenga puede ayudarlo a saber si tiene asma.

Durante un chequeo, un médico le preguntará si tose mucho, especialmente durante la noche. También le preguntará si sus problemas respiratorios empeoran después de la actividad física o en ciertas épocas del año. Luego, el médico le preguntará acerca de la opresión en el pecho, las sibilancias y los resfriados que duren más de 10 días. Él o ella le preguntarán si alguien en su familia tiene o ha tenido asma, alergias u otros problemas respiratorios. Finalmente, el médico le hará preguntas sobre su hogar y si ha faltado a la escuela o al trabajo o si tiene problemas para hacer ciertas cosas.

El médico también puede hacer una prueba de respiración, llamada espirometría, para averiguar qué tan bien están funcionando sus pulmones al evaluar la cantidad de aire que puede respirar después de respirar profundamente antes y después de usar el medicamento para el asma.

¿Qué es un ataque de asma?

Un ataque de asma puede incluir tos, opresión en el pecho, sibilancia y dificultad para respirar. El ataque ocurre en las vías respiratorias de su cuerpo, que son los caminos que llevan el aire a sus pulmones. A medida que el aire se mueve a través de sus pulmones, las vías respiratorias se vuelven más pequeñas, como las ramas de un árbol son más pequeñas que el tronco del árbol. Durante un ataque de asma, los lados de las vías respiratorias en sus pulmones se hinchan y las vías respiratorias se encogen. Entra y sale menos aire de sus pulmones y la mucosidad que forma su cuerpo produce obstrucciones en las vías respiratorias.

Puede controlar su asma conociendo las señales de advertencia de un ataque de asma, evitando las cosas que causan un ataque y siguiendo los consejos de su médico. Cuando controla su asma:

  • No tendrá síntomas como sibilancias o tos,
  • Va a dormir mejor
  • No faltará al trabajo ni a la escuela.
  • Puede participar en todas las actividades físicas, y
  • No tendrá que ir al hospital.

¿Qué causa un ataque de asma?

Un ataque de asma puede ocurrir cuando usted está expuesto a » desencadenantes del asma”. Sus desencadenantes de asma pueden ser muy diferentes de los desencadenantes de asma de otra persona. Conozca sus desencadenantes y aprenda a evitarlos. Tenga cuidado con un ataque cuando no pueda evitar sus desencadenantes. Algunos de los desencadenantes más comunes son el humo del tabaco, los ácaros del polvo, la contaminación del aire exterior, los alérgenos de las cucarachas, las mascotas, el moho, el humo de la madera o el pasto quemado, y las infecciones como la gripe.